Logotipo Buscatusclases
Logotipo Buscatusclases

Cómo preparar unas oposiciones en 15 pasos

Preparar una oposición

Si vas a presentarte a unas oposiciones, ya conocerás las ventajas que supone tener una plaza fija en la administración pública. La primera y más obvia es la estabilidad. No nos tendremos que preocupar de cobrar a final de mes, y por lo general tendremos horarios estables y buenas vacaciones.

No obstante, lo primero que tenemos que hacer es mentalizarnos. Preparar una oposición no es estudiar para un examen cualquiera. Normalmente tendremos que estudiar muchos temas y preparar una exposición oral. También tendremos que ser conscientes de que tendremos competencia. Hay oposiciones en las que se presentan muchas personas, y solo aquellas con más nota y méritos conseguirán la plaza. De todas formas, tenemos que pensar que una vez conseguida la plaza, nos aseguraremos un trabajo fijo para el resto de nuestra vida laboral.

Desde Buscatusclases, vamos a ver los 15 pasos que deberíamos seguir para preparar unas oposiciones y tener éxito.

1. Consultar todos los requisitos de la oposición

Puede parecer obvio pero antes de nada tendremos que consultar en páginas oficiales todos los requisitos y condiciones de la oposiciónHabrá oposiciones que nos pedirán unos estudios mínimos, otras que nos pedirán pruebas escritas, orales, tests, etc.

Es muy importante fijarnos en aquellos apartados de la convocatoria  que nos hagan subir puntos en la oposición, es decir, los méritos. En la mayoría de oposiciones, si tenemos cursos específicos, niveles altos de un idioma, o experiencia laboral, nos hará subir puntos. Puede pasar que una persona con una nota más baja en el examen, consiga la plaza antes que otra, solo por el hecho de tener más méritos. 

Por último, consultar siempre en páginas oficiales, mejor si consultamos toda esta información en el BOE o similares. Puede pasar que si nos fijamos en otros sitios, no tengan la información actualizada y eso nos fastidie la oposición. 

2. Conocer las fechas importantes de la oposición

Calendario y fechas del examen para una oposición

También es imprescindible conocer los periodos de preinscripción, de matrícula y los lugares y fechas del examen. Todo esto nos servirá también para planificar nuestro estudio. 

Como decíamos en el anterior punto, tenemos que estar seguros que las fechas son correctas, por lo tanto, nos informaremos siempre a través de canales oficiales.

3. Ser realistas

Una vez ya tengamos toda la información de la oposición, tenemos que pensar si tendremos el tiempo suficiente para prepararla. Si tenemos un trabajo muy exigente en cuanto a horarios, y/o  personas a nuestro cargo (hijos o personas mayores) podremos dedicar pocas horas a la oposición. 

Es cierto que las oposiciones del grupo C nos exigirán menos horas de estudio que las del grupo B o el grupo A. Por lo tanto, si tenemos una vida muy ocupada será mejor si nos preparamos unas oposiciones más fáciles. Una vez las hayamos aprobado, nos podemos plantear si queremos opositar a otras más difíciles.

4. Buscar un lugar tranquilo para estudiar

No podemos estudiar en cualquier sitio. Aunque pueda parecer obvio, no nos podremos concentrar si estamos en una habitación con personas hablando o con mucho ruido exterior. Lo ideal sería estudiar en una habitación limpia, disponer de una mesa amplia, bien iluminada y una silla cómoda. 

Si que nos podemos poner una música tranquila mientras estudiamos, hay estudios que dicen que escuchar música clásica en el estudio aumenta la concentración. 

No obstante, si vemos que nos despistamos escuchando música la apagaremos, (no podemos escuchar una canción que nos guste, ya que estaremos más pendientes de la canción que del estudio).

5. Fuera distracciones

Una vez tengamos el lugar para estudiar, tenemos que pensar en las distracciones. La principal distracción que tenemos mientras estudiamos es el teléfono móvil. No podemos estudiar si consultamos nuestro Instagram o nos llegan notificaciones de Whatsapp. 

Lo ideal es tener el móvil en silencio y alejado. Si tenemos una dependencia muy alta, podemos poner un temporizador de una hora, y consultar el teléfono móvil durante 5 minutos, para luego volver al estudio. 

También podemos tener otras distracciones, como la televisión, ruidos, animales domésticos, etc. En definitiva, se trata de buscar un lugar donde nadie ni nada nos pueda distraer del estudio.

6. Planificación

Planificar y estudiar para una oposición

Es muy importante planificar bien una oposición. Si trabajamos deberemos ser conscientes de cuántas horas podemos dedicar al estudio al día. Es probable que nos veamos abrumados por nuestras obligaciones, no obstante, la clave para superar con éxito unos estudios, sea cual sea el nivel, es la planificación.

El problema es, ¿cómo nos organizamos? La respuesta es con un horario semanal (y en el caso que tengamos que estudiar muchos temas, mensual). En este horario tendremos que poner todas las actividades que tengamos que hacer desde que nos levantamos hasta que nos acostamos. Eso es muy importante, ya que así sabremos en cada hora del día la actividad que tenemos que hacer. 

Podemos aplicar diferentes técnicas de estudio que nos van a ayudar al estudio. Normalmente en unas oposiciones hay mucho temario que estudiar y tendremos que estar varios meses estudiando.

7. Repaso de los temas

Es imprescindible que a medida que vayamos estudiando también vayamos repasando los temas que ya hemos estudiado para no olvidarlos. Por ejemplo, si tenemos que estudiar 70 temas en total, cuando tengamos estudiados 5-6 temas, tendríamos que dedicar un tiempo a repasar los primeros temas. Podemos imprimir plantillas de varios meses y organizar todos los temas que nos entren en el examen, así lo tendremos todo por escrito y el estudio será más eficiente. En este artículo podemos consultar cómo tendríamos que hacer el horario correctamente.

8. Cambios en el horario

Tenemos que tener en cuenta que el horario puede ser que cambie cada semana, ya sea porque tengamos exámenes o tengamos alguna obligación. En estos casos, tendremos que rehacer el horario. Imaginemos que un día no podemos estudiar, en ese caso, podemos reorganizar las horas de ese día en otros días. Por ejemplo, si el lunes teníamos que estudiar dos horas, podemos alargar 15 minutos durante 4 días para recuperar esas dos horas.

9. Aprovechar los ratos libres

Como comentábamos en el anterior punto, es probable que cada semana tengamos cambios en nuestros horarios y perdamos horas de estudio. Si al mediodía tenemos dos o tres horas libres para comer, podemos aprovechar la hora de antes de comer. O bien preparar la comida o poner una lavadora y aprovechar este rato para estudiar.

10. Tener una actitud positiva: ir a por todas

Mujer optimista estudiando

Una vez ya tengamos el horario hecho, y antes de estudiar, nos tendremos que preparar psicológicamente. Es muy normal saturarnos al principio, entre requisitos, temarios, fechas, etc.

Tenemos que tener una actitud positiva  y pensar que hay mucha gente que ya ha aprobado unas oposiciones antes que nosotros. Puede ser que pensemos que hay mucha gente más preparada que nosotros y con más méritos, pero no por ello tenemos que desistir, ya que todas esas personas también han empezado como nosotros.

11. Aprender a gestionar los momentos de «bajón»

Tenemos que pensar que es una carrera de fondo, y que no es algo que haremos en pocas semanas. Habrá días que estemos de “bajón” y que pensemos en abandonar, pero tenemos que recordar cuál es nuestro objetivo: conseguir un trabajo fijo para toda la vida. Si la primera vez no conseguimos aprobar, no hay que tirar la toalla, ya que habremos aprendido mucho, y seguramente nos será más fácil aprobar si nos volvemos a presentar. 

12. Haz deporte y cuida tu alimentación

Tan importante es cuidar nuestro intelecto como nuestro cuerpo. Es muy recomendable incluir algo de ejercicio físico en nuestro día a día. Si estamos cansados físicamente es probable que nos cueste menos sentarnos en una silla y estudiar. Más teniendo en cuenta que pasaremos muchas horas sentados. Si tenemos poco tiempo podemos subir y bajar las escaleras de nuestro piso o bien realizar alguna rutina de 15 o 30 minutos en nuestra casa (en Youtube hay miles de rutinas sencillas para realizar en casa).

También es posible que muchos días estemos cansados y abusemos del café o de la comida basura. Si a eso le añadimos el tabaco o el alcohol, será un cóctel que nos influirá negativamente en nuestro estudio. 

Es muy importante llevar una dieta sana, beber mucha agua y comer fruta y verdura. Si nuestro estilo de vida es muy ajetreado, podemos buscar en internet recetas sanas y rápidas, o bien dedicar un día a cocinar para toda la semana, o para algunos días.

13. Descansa

Es imprescindible descansar bien para estudiar bien. Uno de los errores que cometemos más al estudiar es dormir pocas horas. Si dormimos poco, estaremos menos dispuestos a aprender y memorizaremos los conceptos con más dificultad.

Lo más recomendable es dormir entre 7-8 horas al día. Y si podemos, intentaremos descansar después de comer y echarnos la siesta, aunque solo sean 10-15 minutos. Ese descanso será suficiente para enfrentarnos más despejados a las obligaciones de la tarde.

14. Prepárate con un profesor o en una academia

Captar alumnos nuevos para tu academia

Aunque puedes prepararte por libre, es muy recomendable apuntarte a una academia o ayudarte con un profesor particular. Seguramente ellos contarán con todo el material actualizado y te orientarán en todo el estudio. Es cierto que tendrás que invertir dinero, pero recuerda que tu objetivo es aprobar unas oposiciones en el menor tiempo posible. Además, tendrás la tranquilidad que cualquier duda que tengas, te la podrán resolver.

15. Comenta a tu entorno que te preparas una oposición

Tu entorno más próximo tiene que saber que estás preparando unas oposiciones. Seguramente podrás dedicarles menos tiempo a tus familiares y amigos. Ellos tienen que saber que muchas veces no podrás quedar con ellos porque estarás estudiando. 

Cuando tengas un rato libre, puedes quedar con varias personas a la vez, en vez de quedar solo con una persona. O bien, si dispones de poco tiempo, puedes realizar videollamadas para seguir en contacto con tu entorno.

Buscatusclases

Encuentra profesores particulares y/o academias para tus clases

Si te ha gustado el artículo y quieres estar al día de nuevas publicaciones, síguenos en nuestras redes sociales:

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia. Al utilizar este sitio, aceptas nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies